BloggerFacebookTwitterYoutubeSlideshare
  Programa tu cita 684 4466
Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com
  
dejarfumar

COMO DEJAR DE FUMAR

Las alteraciones del sueño, secundarias a problemas respiratorios, tienen una alta incidencia en la población adulta. En el sexo masculino llegan a ser de un 6% y en la mujer, antes de la menopausia, de un 2%; en la post menopausia, del 6%, igual que en el hombre, con una mortalidad del 60% en un lapso de seis a ocho años.
En niños el porcentaje es del 1 al 3%. Estas alteraciones respiratorias presentan variantes relacionadas con el ronquido: el intermitente, el crónico severo, el síndrome de resistencia de vías respiratorias altas, apnea obstructiva del sueño, y termina con la hipo ventilación del obeso, llamada también Síndrome de Pickwick.

Desde el punto de vista clínico debe diferenciarse entre ronquido benigno y ronquido maligno.  En el primero, la persona no tiene enfermedad y, el segundo se denomina Apnea Obstructiva del Sueño, iniciándose con el síndrome de resistencia de vías respiratorias altas.
El ronquido benigno no es intenso, se presenta principalmente cuando se duerme boca arriba y desaparece al dormir de lado. También puede estar presente toda la noche y al cambiar de posición aumenta o disminuye la intensidad.  Hay que tener presente que no existe ronquido benigno en los niños, si roncan es ronquido maligno y debe ser valorado por su médico.
El ronquido maligno es de intensidad variable, generalmente audible fuera de la recámara, con duración variable que oscila entre 10 y 60 segundos, seguido de un micro despertar de segundos de duración para volver a dormirse y repetirse el ciclo.  Este ciclo varía entre cinco y 50 episodios por hora.
Las personas en quienes clínicamente se sospeche padecen ronquido maligno, deben acudir a un laboratorio del sueño para una polisomnografía diagnóstica para detectar las alteraciones fisiológicas desde los puntos de vista respiratorios, cardiológicos, neurológicos y musculares, y decidir el tratamiento que requiere cada paciente